Noticias sobre vino y coctelería

Tipos de uva: garnacha blanca

25 agosto, 2015
garnacha-blanca-ESAH

Siguiendo la línea de artículos sobre las diferentes variedades de uva, hoy el profesor de ESAH del Cata de Vinos (entre otros cursos), enólogo y sumiller, Jesús Flores, nos habla sobre la garnacha blanca.

Abundante en el nordeste de la península Ibérica y en la región francesa de los Pirineos Orientales, donde se la conoce como grenache blanc o silla blanc, deriva de la garnacha tinta, con la que comparte la misma ascendencia aragonesa. Se cultiva sobre todo en la zona del Bajo Aragón, donde se elaboran vinos blancos de color amarillo pajizo, frescos y con bastante estructura. Aquí también se han realizado experiencias de crianza en madera y fermentación en barrica con buenos resultados.

gl8

Su zona de influencia, sin alejarse demasiado de la calidez del Ebro, se extiende hacia el oeste, llegando a Navarra y La Rioja con extensiones muy pequeñas. Según Antonio Larrea, se adapta mejor a climas más cálidos que a los riojanos de la zona alavesa y la Alta.

Hacia el este, va ocupando tierras hasta alcanzar el viñedo catalán. En la provincia de Tarragona, en Terra Alta, dominan los blancos de mesa elaborados con esta variedad. En el color predominan los matices amarillos, presentan aromas de fruta madura y un fondo de retama que les confiere originalidad, pero en boca se aprecia el elevado grado alcohólico y la baja acidez.

Sin embargo, el vino tradicional de esta comarca es un rancio de color dorado, envejecido en madera y sometido después al asoleo en bombonas de vidrio (el contraste térmico entre el día y la noche acelera el envejecimiento). También pueden encontrarse estos vinos de postre en las DO Tarragona y Priorat.

En esta última zona es donde más extendida se encuentra la variedad dentro de Cataluña. En esta, la macabeo y la garnacha blanca se alían para dar blancos maduros, caracterizados por un ligero fondo mineral, con matices a monte bajo, propios de las dos variedades. Aunque tal vez carezcan de frescura y frutosidad, son gratamente originales.

El garnatxó blanco, como se denomina en Alella, participa también en los vinos blancos de esta Denominación barcelonesa. En menores cantidades, la cepa puede encontrarse también en las zonas limítrofes del Camp de Tarragona y en el Bajo Penedès. En Francia, la variedad no es tan abundante como en España, pero vivió un cierto auge en la década de los setenta, antes de abandonarse su cultivo. Aparece en las zonas más calurosas del Languedoc-Rosellón, donde participa en el cupaje junto a las bourboulec, clairette y maccabeu blanc, como base para la mayoría de los blancos de la zona: Costières blanc, Costiéres de Nîmes blanc, Coteaux du Languedoc blanc, Minervois blanc, etc.

La garnacha blanca es una mutación de la tinta y comparte sus mismas características ampelográficas y enológicas, salvando el color de los granos. Con ella se elaboran vinos alcohólicos y ricos en extracto, aunque suelen ser poco pigmentados y resultan inferiores en aroma y acidez, lo que les hace muy sensibles a la oxidación. Sus rendimientos, que oscilan entre los 4,5 y 5 Kg. por cepa, son bastante más altos que en el caso de la garnacha tinta, pero no se ve afectada en cambio por el corrimiento del racimo y, en general, es mucho más vigorosa y resistente a las enfermedades que atacan la vid.

curso de cata de vinos online

Compartir en:

    Deja un comentario