Noticias de repostería y recetas Noticias gastronómicas

Pierre Hermé, el maestro del macaron, ostenta el título de Mejor Pastelero del Mundo

5 julio, 2016

Su fuente de inspiración puede ser un producto que ha degustado, una lectura, una imagen… sus creaciones siempre comienzan por un boceto, antes de someterla a un equipo de chefs pasteleros creativos encargados de realizar las pruebas. Es Pierre Hermé.

Pierre Hermé es para el macaron lo que Louis Vuitton es para los bolsos. Su destreza con la más compleja de las indulgencias le ha llevado a convertirse en el pastelero más famoso del mundo. Su inclusión en el mercado global del lujo con cerca de 50 tiendas con su nombre alrededor del mundo, lo confirman.

Memorablemente nombrado como el “Picasso de la pastelería” por la revista Vogue, Hermé fue el más joven de los pasteleros nombrado Mejor Chef Pastelero de Francia y también  ha sido galardonado como Caballero de la Legión de Honor de Francia.Pierre Hermé

Cierto es que si el lujo del disfrute gastronómico en el mejor restaurante del mundo no está al alcance de cualquier asalariado, la alta pastelería ofrece esta oportunidad de ensueño. El teatro de una puesta en escena de verdaderas obras de arte con un servicio distinguido para la degustación de estas obras maestras mezclas de las materias primas más exclusivas y cuidadas del mundo por las manos y el diseño de los tecnólogos pasteleros más especializados y ambiciosos.

Es el ejemplo, del Ispahan, inédita asociación de frambuesa, lichi y rosa, una especialidad dulce, bocados que llegan de París a Tokio pasando por Dubaï a 2,10 euros la unidad.

Nacido en Alsacia, Hermé comenzó su carrera con 14 años junto a Gaston Lenôtre. Con solo 24 ya lideraba la producción de la célebre pastelería parisina Fauchon. En 1997, trabajó duro para crear la imagen de marca reconocida que hoy en día posee Ladurée.

Fue aquí cuando comenzó su obsesión por el macaron. A lo largo de su carrera, Hermé ha redefinido el macaron, encabezando nuevas técnicas y creando combinaciones de sabores y aromas incluido el de pasas y Pedro Ximénez, vainilla y aceite de oliva o el de higo y foie gras.

En 1998 lanzó su primera boutique en Tokyo. Sus creaciones pronto alcanzaron un estatus de culto hasta principios del 2000 cuando ya había construido un imperio de boutiques en numerosas ciudades como Tailandia, Alemania, Corea del Sur y Azerbaijan.

Los macarons son quizás su especialidad, pero Hermé ha llevado a la excelencia el resto del repertorio de los chefs de pastelería. Ha publicado libros de toda materia pastelera, desde tartas hasta postres emplatados y también ha contribuido en algunas de las referencias culinarias más importantes del mundo, incluido el Larousse Gastronómico.Pierre Hermé

En un mercado fugaz, atento a las calorías y al deporte, además de cada vez más gastronómicamente culto, frente al rechazo cada vez más generalizado de la bollería industrial, un capricho de excepcional calidad supone una motivación.

Cada vez existen más pasteleros con talento que hacen hablar de ellos, abren sus tiendas y hacen cosas excepcionales en los hoteles y restaurante.

Actualmente la profesión está muy viva, numerosos son los jóvenes que hoy en día quieren aprender el oficio.

Compartir en:
  • perdo arturo sanchez
    17 noviembre, 2017 at 13:49

    me agrada todo de pan y postres quiero tu recetas gracias y que dios lo bendiga

Deja un comentario