Noticias de organización de eventos y protocolo

MENÚ Y MONTAJE. MESA PARA 4

3 octubre, 2012

Tenemos invitados para cenar en casa y sabemos el menú pero… ¿Sabes cómo poner la mesa? En este post pretendemos mostraros algunos consejos sobre cómo preparar todo como si fuéramos a cenar en un restaurante.

1. Primero, decidamos el menú. Por ejemplo:
Crema de pescado
***
Merluza en salsa verde
***
Solomillo de buey con salsa de vino
***
Milhoja templada con helado de hierba Luisa
2. Después nos ocuparemos de la mesa. ¿Qué hay que tener en cuenta?
  • En primer lugar deberemos colocar la mesa bien centrada, teniendo en cuenta la luz que recibe, según el ambiente que queramos crear. Debemos dejar un espacio suficiente entre las sillas para comer lo más cómodo posible. 
Hay que tener especial cuidado si nuestra mesa está un poco coja porque puede resultar muy incómodo. Calzar la mesa si es necesario, siempre con cuñas de madera o discos de corcho; nunca papeles doblados.
  •   Ahora vamos a vestirla como se “debe hacer”: con muletón, mantel y cubremantel (es opcional). 

ü  Primero colocamos el muletón. Se tira y se sujeta con cintas a las patas o se deja caído. Lo más aconsejable es que quede bien tenso. El muletón, además de proteger la mesa, amortigua ruidos y “golpes” de la vajilla.
ü  A continuación pondremos el mantel. ¿Cómo se tira el mantel? Tocándolo lo menos posible. El mantel debe ser largo para que las puntas “acaricien” el suelo. En una mesa cuadrada o rectangular debe colgar de 40 a 50 cm por cada lado. Otro dato importante es que las puntas de los manteles han de caer en la misma dirección que las patas de las mesas.
ü  Por último, el cubremantel. Se procede a tirarlo de la misma forma que el mantel y debe colgar encima de este último unos 10 cm.
  •  Ahora veremos cómo se coloca la vajilla, cubertería y cristalería. 

ü  Ponemos primero el plato base, con especial atención de no manchar los bordes del mismo. La distancia entre el borde del plato y el de la mesa puede variar, bien se coloca justo en el borde o bien dos centímetros más hacia el interior. La distancia de plato a plato también es variable, debiendo tener en cuenta que el mínimo que el comensal precisa para sentirse cómodo son unos 60 cm.
ü  Colocación de los cubiertos. Sólo hay que fijarse en cuáles son los platos, ver con qué debemos comer cada uno de ellos y saberlos colocar en el orden correcto. Se colocan siempre centrados con respecto al diámetro del plato base y dejando un espacio de medio a un centímetro entre plato y cubierto, sin quedar nunca ocultos por el ala del plato. Cuando deban colocarse más cubiertos, se procede siguiendo las mismas normas anteriores en cuanto a la altura y se colocan uno al lado de otro sin tocarse. Básicamente la colocación de los cubiertos se hace de la siguiente forma:
Lado Izquierdo
Lado derecho
Tenedor trinchero al lado izquierdo, con las púas hacia arriba.
Cuchillo trinchero, con la sierra orientada al plato base.
Tenedor de pescado.
Pala de pescado.
Cuchara sopera, con la parte cóncava hacia arriba.
Parte superior del plato base
Cuchillo de postre colocado sin esconderse por el ala del plato, con la sierra orientada hacia el centro del plato base y el mango hacia la derecha.
Tenedor de postre colocado encima del cuchillo con las púas orientadas hacia arriba y el mango hacia la izquierda.
Cuchara de postre colocada encima del tenedor con la parte cóncava orientada hacia arriba y el mango hacia la derecha.
La colocación de los cubiertos de postre puede variar, colocando en primer lugar el tenedor, seguido del cuchillo y terminando con la cucharilla. Como máximo puede haber cinco cubiertos entre izquierda y derecha del plato base.
ü  El plato de pan. Este plato puede colocarse antes o después de haber colocado los cubiertos. Se sitúa a la izquierda del plato base y bien en línea con el borde del mismo o bien con el borde del plato de pan alineado con el diámetro del plato base. El cuchillo de pan o pala de mantequilla se coloca sobre el plato de pan con la sierra orientada hacia el centro del plato, bien inclinado o bien paralelo a los cubiertos trincheros.
ü Después pondremos la cristalería. La copa de agua se monta centrada sobre la prolongación del diámetro del plato base. A su derecha se coloca la copa de vino.
  • En cuanto a las servilletas es importante decir que no deben manosearse para hacer con ellas motivos decorativos. Deben situarse con sencillez sobre el plato o a la derecha del mismo.
  • Las sillaspueden colocarse una vez tirado el mantel, ya que de esta forma puede hacerse una distribución más equitativa del espacio para ubicar a los comensales. Otra forma es colocarlas al final del montaje de la mesa, pudiendo así trabajar con mayor comodidad. El mantel debe rozar el borde delantero de la silla, sin tapar el asiento de la misma.
  • Para terminar, no debemos olvidar algún tipo de decoración como por ejemplo un centro de flores. No debe ser muy alto para que los comensales puedan verse bien las caras. En el caso de que sea un almuerzo se pueden poner sólo flores pero si se ponen de noche deberían ir acompañados de una vela no muy alta.
Antonio Martínez Mora
Profesor de ESAHM
ESAH, Estudios Superiores Abiertos en Hostelería

ESAH, Estudios Superiores Abiertos de Hostelería es la escuela de restauración y turismo online de referencia a nivel internacional de La Escuela de Hostelería de Sevilla, el Grupo Lezama, y SEAS, Estudios Superiores Abiertos (Grupo San Valero). Visita EstudiaHosteleria.com para consultar nuestra oferta formativa de cursos y másters. Formación profesional para el empleo de calidad y accesible para todos.

Compartir en:

    Deja un comentario