Noticias de cocina y recetas

Cocina Japonesa

20 junio, 2012

Tempura

El pasado 13 de julio se celebró el Monográfico de Cocina Japonesa en el aula-cocina de nuestra delegación de ESAH en Madrid. Hoy os presentamos la receta de la Tempura.

La tempura es una fritura que introdujeron los misioneros portugueses en Japón en el siglo XVII. Sin embargo, a lo largo del tiempo, por la fuerte influencia de la cultura gastronómica japonesa, se ha convertido en uno de los platos japoneses más típicos del país como Sushi, Sukiyaki, Yakitori, etc.

Preparación de los productos.

  • Langostino:

 

  • Cortar la cabeza, pelar y limpiar.
  • Hacer 3 ó 4 cortes en los tendones de la parte interior del langostino para que se quede derecho.

 

 

  • Berenjena:
      1. Cortar en ocho partes.
      2. Hacer 4 ó 5 cortes en la piel.
El resto de las verduras no requieren una preparación especial.

Preparación del rebozado.

Echar un huevo en un bol con 1 litro de agua bien fría, y remover sin que se haga espuma.
Echar 400-500 g de harina bien refinada y batir sin que se quede pastosa (si la masa está pastosa, el pescado o la verdura no se fríen bien porque el agua que contienen se queda atrapada dentro del rebozado).

tempura

Fritura.

La temperatura adecuada está entre 145ºC y 180ºC (se puede saber la temperatura adecuada, echando una gota de masa al aceite, cuando la temperatura es la correcta la masa se va al fondo y enseguida se pone a flote).
 
A la hora de retirar la fritura hay que subir un poco la temperatura para que escurra bien el aceite.
 
TRUCO
 
Para que el langostino nos quede recto al freír debemos cogerlo de la cola, mojarlo en el aceite y luego hacer unos movimientos como si quisiéramos pintar y usar el langostino de pincel. Repetiremos este movimiento por el aceite varias veces y dejaremos el langostino en el aceite observando que queda lo más recto posible. La presentación que os proponemos es esta:
tempura
Compartir en:
  • Soledad Yofre
    20 junio, 2012 at 15:59

    Yo probé la anguila en tempura y… me sorprendió.

Deja un comentario