Noticias de cocina y recetas

Cómo hacer una calçotada

20 abril, 2015

Los calçots, especie de cebolleta tierna,  son  típicos  de Tarragona. Se siembran  a mediados de agosto, y se recolectan en el mes de marzo  y  primeros de abril. Después de la recolección  se lavan bien y se separan unos de los otros cortando un poco el verde y la parte de las raíces.

Se encienden las brasas y cuando las llamas están fuertecitas y las brasas a media ascua se ponen los calçots hasta que la primera capa esté negra. Se dan la vuelta hasta tener la capa igual de un lado que del otro, se sacan de las brasas y se envuelven en papel de periódico con  3 o 4 hojas durante dos horas aproximadamente. En este calor residual se terminan de cocinar y ya están listos para comer.

La manera de comerlos es casi un ritual.  Se coge el calçot de la parte de superior, la verde, y se pellizca la parte de abajo desplazando lo quemado para abajo. Una vez retirada esta primera capa “quemada” y esté blanquito se moja en la salsa romescu y está listo para llevártelo a  la boca. La presentación suele hacerse en una teja y la salsa en un mortero. Exquisito y sencillísimo. No os los podéis perder.

calcotada-598x294

Para hacer la salsa romescu, os dejamos nuestra receta.

Ingredientes:

  • 50 g de almendra tostada
  • 2 ñoras
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 tomate
  • 1 pimiento rojo
  • 20 g de pan duro
  • 1 cebolleta
  • Aceite
  • Ajo
  • Sal
  • Vinagre

Elaboración:

Hornear todos los ingredientes excepto las almendras y el pan. Una vez salidos del horno, pelamos todos los ingredientes, trituramos y emulsionamos con la turmix el aceite, pan, almendras y vinagre.

¡Y a disfrutar de la calçotada!

Compartir en:

    Deja un comentario