Noticias de cocina y recetas

Los datos que tienes que conocer sobre el huevo y la gallina

15 enero, 2015

El huevo de gallina es un fantástico alimento que está presente en la mayoría de las cocinas de nuestros hogares y restaurantes. Aunque a priori es un alimento sencillo y ecónomico, es utilizado por los mejores chef del mundo para elaborar  todo tipo de platos, como por ejemplo: los famosos «huevos estrellados» que sirven en el restaurante «Casa Lucio» o la «tortilla deconstruida» de Ferrán Adriá.

Se trata de un alimento con un gran valor nutricional , que además, se puede cocinar de innumerables maneras: frito, cocido, escalfado, revuelto, pasado por agua, al microondas, al plato, en salsas, en tortillas y en todo tipo de postres.

A continuación vamos a ver sus principales propiedades nutritivas, su modo de conservación, su clasificación por peso y cómo identificarlo según el código marcado en su cáscara.

Propiedades nutritivas

El huevo posee una propiedades nutritivas excelentes. Principalmente es rico en proteínas, hierro, zinc, fósforo, ácidos grasos omega 3, vitamina B1, B6, B12, etc…

Aunque siempre hemos oído que no es recomendable comer más de  3 ó 4 huevos a la semana, recientes estudios científicos aseguran que, una persona sana y que realiza cualquier tipo de actividad física, puede comer hasta 7 huevos semanales.

Valor nutricional medio
cada 100 g. (2 huevos medianos)
Agua 73.8 g
Valor calórico 159 kcal.
Proteínas 12.9 g.
Glúcidos 0.6 g.
Lípidos 11.7 g.
Colesterol 550 mg.
Hierro 2.7 mg.
Calcio 58 mg.
Magnesio 13 mg.
Fósforo 221 mg.
Potasio 144 mg.
Sodio 121 mg.
Vitamina A 202 microgr.
Vitamina B2 0.35 mg.
Vitamina B6 0.12 mg.

Código de numeración del huevo

Desde el 2012 la normativa europea sobre las gallinas ponedoras obliga a que todos los huevos tengan marcado en su cáscara un código que determine su procedencia y el tipo de crianza de la gallina que lo ha puesto.

El primer dígito del código corresponde al tipo de crianza y bienestar al que es sometido la gallina. Se enumera del 3 al 0:

3. Gallinas criadas en jaulas:  Los huevos que comienzan por el número 3 son los más económicos pero también los de peor calidad. Son puestos por gallinas que permanecen toda su vida en jaulas de 750cm (25cm x 25 cm), es decir, el tamaño de un folio.

2. Gallinas criadas en el suelo: Proceden de gallinas criadas en el suelo dentro de la nave, pero no tienen la posibilidad de salir al exerior y nunca ven la luz del sol. La nueva normativa establece que no puede haber más de 9 gallinas por metro cuadrado. Aún así, sigue siendo un espacio reducido.

1. Gallinas camperas:  Las gallinas también están criadas en el suelo pero tienen acceso a un corral al aire libre, en el cual, pueden picotear, escarbar, darse baños de arena y ver el sol.

0. Gallinas ecológicas: Las gallinas son criadas en total libertad y son alimentadas con cereales y piensos ecológicos. Son los más caros pero los de mejor calidad.

 

El segundo y tercer dígito del código del huevo indican el país de procedencia dentro de UE, y el resto de dígitos: la provincia, municipio y granja de producción

clip_image002

Clasificación por peso

El tamaño del huevo se clasifica por peso y clase . A medida que las gallinas van envejeciendo producen huevos más grandes y con una cámara de aire mayor, lo que hace que los huevos se conseven frescos menos tiempo. Por eso es más recomendable consumir huevos medianos o pequeños.

. Supergrandes o XL: de 73 gramos o más

. Grandes o L:  entre 63 y 73 gramos

. Medianos o M: 53 y 63 gramos

. Pequeños o S: menos de 63 gramos

 

Conservación

Los huevos suelen estar sin refrigeración en el supermercardo para que se mantengan a temperatura constante antes de meterlos en la nevera después de su compra, ya que los cambios bruscos de temperatura lo terminan deteriorando. Una vez fuera del supermercado es recomendable conservarlos en el frigorífico.

El huevo se mantiene comestible 28 días desde su puesta., en los cuales, va perdiendo frescura. Se consideran extrafrescos los huevos consumidos 9 días después de su puesta.

Una forma de comprobar la frescura del huevo consiste en sumergirlo en un vaso de agua. Si el huevo se va al fondo, está fresco. Si se queda en medio del vaso se puede consumir pero ya lleva varios días desde su puesta. Si flota totalmente es recomendable no consumirlo. La explicación se debe a que, a medida que pasan los días, aumenta la cámara de aire dentro del huevo. Por eso flota.

Y para terminar, os animo a que consumáis huevos del «0» ó del «1», es decir, ecológicos o camperos.  Aunque sean un poco más caros sólo se llevan unos céntimos de diferencia. A ver si de esta manera dejan de comercializar huevos del «3» y «4», que son los de las gallinas que permanecen enjauladas o dentro de una nave sin ver nunca la luz del sol.

 

Referencias:

http://www.huevo.org.es/default.asp

http://www.zonadiet.com/comida/huevo-propiedades.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Huevo_(alimento)

Compartir en:

    Deja un comentario

    Información básica acerca de cómo protegemos tus datos conforme al Reglamento General de Protección de Datos
    (Reglamento UE 2016/679)

    De conformidad con lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos, te informamos de:
    - Quién es el responsable del tratamiento: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U. C/Violeta Parra nº 9 50015
    Zaragoza (España).
    - Cuál es el fin del tratamiento: Gestión y control de los comentarios del blog de ESAH.
    - En qué basamos la legitimación: En tu consentimiento.
    - La comunicación de los datos: No se comunicarán tus datos a terceros.
    - Los criterios de conservación de los datos: Se conservarán mientras exista interés mutuo para mantener el fin del
    tratamiento o por obligación legal. Cuando dejen de ser necesarios, procederemos a su destrucción.
    - Los derechos que te asisten:
    (i) Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al tratamiento
    (ii) derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento y (iii) derecho a presentar una reclamación ante
    la autoridad de control (AEPD).
    - Los datos de contacto para ejercer tus derechos: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U. C/ Violeta Parra nº 9 –
    50015 Zaragoza (España) o través de correo electrónico a lopd@estudiosabiertos.com
    - También puedes ponerte en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en dpd@estudiosabiertos.com

     

    Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre nuestra política de privacidad