Noticias gastronómicas

5 proyectos de impresión de comida 3D

19 octubre, 2016

Un actor taquillero, acción que no falte, adrenalina, testosterona, explosiones, coches caros, lujo, tecnología, escotes de vértigo, una máscara tridimensional al instante indistinguible de la piel humana o impresión de comida 3D ¿Misión Imposible? Parece que no.

Todos hemos oído hablar de la impresión 3D y, más o menos, hemos intuido lo revolucionario de la idea. Sus aplicaciones se van ampliado constantemente, algunas de ellas insospechadas, rebuscado en la red he podido hallar estas, no están todas pero sirve la muestra: automoción, joyería, patrimonio, informática, dental, marketing, medicina, moda, calzado, modelismo, arquitectura, telecomunicaciones, aeroespacial, energía, ingeniería, industria bélica, investigación criminal, arte, instrumentos musicales, jardinería y… ¿por qué no?, cocina.

Los materiales más utilizados son:comida-3d

  • Termoplásticos: nylon, plásticos y otros materiales solubles en agua.
  • Fotopolímeros: materiales sintéticos que cambian sus propiedades por efecto de la luz.
  • Composites: materiales muy resistentes de fibra de vidrio, de cerámica, de carbono, de boro, etc.
  • Metales: oro, plata, platino, aluminio, galio, acero, etc.
  • y… ¿por qué no?, comida.

Sirvan como muestras unos pocos proyectos para conocer el alcance y las formas de lo que se nos avecina:

  1. The Sugar Labs: estudio de diseño radicado en Los Ángeles que ofrece postres con formas imposibles de hacer a mano, sus trabajos se realizan a base de agua y azúcar endurecido y están orientados al segmento de comida de lujo. Incluso elaboran sus comestibles dando forma a las peticiones concretas de sus clientes. Un capricho.
  2. Foodini: proyecto español de Natural Machines para crear una impresora 3D de comida, que utilizando ingredientes y comidas tradicionales convertidos en pasta produce elementos comestibles de formas diversas y creativas. Aún están en fase de proyecto, pero parece que funcionará en breve.
  3. Modern Meadows: de nuevo en EEUU, desde mi punto de vista se llevan la palma, confeccionarán hamburguesas utilizando tejido cultivado. Sí. Le añaden diversos nutrientes y tenemos un sabroso filete de carne picada obtenido sin haber sacrificado a ningún animal. Desde luego es interesante, tanto es así que, aunque el proyecto no ha empezado a comercializar sus productos, están recibiendo cuantiosos fondos de inversores interesados. ¿Estos avisados inversores lo estarán haciendo por su amor a los animales o porque el incremento de consumo de carne en el planeta es insostenible?
  4. Incluso la NASA en 2013 comenzó a financiar un proyecto para imprimir comida 3D para su uso en el espacio a través de la empresa, Systems and Materials Research Corp de Austin, que trata de diseñar, construir y probar una impresora de alimentos que pueda funcionar en el espacio. La idea es que con la impresora 3D se puedan imprimir alimentos con cartuchos de elementos básicos tales como proteínas, hidratos de carbono, aceites, azúcares, etc. y utilizarla para alimentarnos en los largos viajes espaciales del futuro. Casi como en Matrix, solo que allí los de la resistencia, aparte de la maldita píldora roja, lo que comían eran gachas.
  5. La diseñadora Chloé Ruterzerveld ha presentado un proyecto para imprimir recipientes de materiales naturales en los que podrán crecer plantas comestibles, su idea es que no sólo se use la impresión 3D para crear formas bonitas comestibles, sino que además ayude a la sostenibilidad del planeta.

En el mercado podemos encontrar impresoras como Chefjet o CocoJet, que utilizan azúcar, chocolate, colores y sabores para darle forma, por ejemplo, a los terrones de azúcar. Pero ya existen prototipos que nos hacen (no sé si emplear el término cocinar) una rica pizza

En fin, ¿nos deparará el futuro una impresora 3D en cada hogar para hacer comida?, eso dice Emilio Sepúlveda,  el CEO de Natural Machines, que recuerda que cada día tenemos menos tiempo para cocinar y la comida preparada tiene exceso de azúcares, sales, conservantes y grasas saturadas, que podemos limitar comprando unas capsulas saludables de comida para 3D. Además, para utilizar la impresora no hace falta saber cocinar y nos deja la cocina limpia. Veremos.

En cualquier caso, recomiendo no tirar todavía el microondas.

Os dejo un link del diario económico Expansión para que veáis una de estas máquinas en acción.

 

Compartir en:

    Deja un comentario

    Información básica acerca de cómo protegemos tus datos conforme al Reglamento General de Protección de Datos
    (Reglamento UE 2016/679)

    De conformidad con lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos, te informamos de:
    - Quien es el responsable del tratamiento: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U. C/Violeta Parra nº 9 50015
    Zaragoza (España).
    - Cuál es el fin del tratamiento: Gestión y control de los comentarios del blog de ESAH.
    - En que basamos la legitimación: En tu consentimiento.
    - La comunicación de los datos: No se comunicarán tus datos a terceros.
    - Los criterios de conservación de los datos: Se conservarán mientras exista interés mutuo para mantener el fin del
    tratamiento o por obligación legal. Cuando dejen de ser necesarios, procederemos a su destrucción.
    - Los derechos que te asisten:
    (i) Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al tratamiento
    (ii) derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento y (iii) derecho a presentar una reclamación ante
    la autoridad de control (AEPD).
    - Los datos de contacto para ejercer tus derechos: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U. C/ Violeta Parra nº 9 –
    50015 Zaragoza (España) o través de correo electrónico a lopd@estudiosabiertos.com
    - También puedes ponerte en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en dpd@estudiosabiertos.com

     

    Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre nuestra política de privacidad